Secretos 1.0

05Out06

* Nunca fui ni seré capaz de tirarme a una piscina. Ni de cabeza, ni de ninguna otra manera. Esa es una de las razones por las que nunca voy a la piscina. Es bastante vergonzoso tener que bajar por las escaleras, como las señoras. Más que nada en las piscinas climatizadas, las de “nadar”, digamos, o las de los gimnasios; en las otras importa un poco menos porque puedes hacer como que quieres meterte poco a poco por un tema de sensibilidad al agua fría o algo así. Es una tontería, pero funciona. A veces mentir ayuda un poco. Es una mentira piadosa de esas.

Advertisements


4 Responses to “Secretos 1.0”

  1. 1 Laura

    Esas cosas se aprenden a hacer de pequeña o no hay manera. Yo no sé andar en bicicleta, si te sirve de consuelo.

  2. 2 Raquel

    Coño, pues hay que solucionar las dos cosas. Yo me ofrezco a dar apoyo emocional, que tardé muchísimo en aprender a tirarme a la piscina y en montar en bici y sé lo que se siente. Lo primero lo acabé haciendo como a los 15, y lo segundo hasta los ventipico no lo conseguí con cierta fluidez.

    Lo hice gracias a la envidia. No soporto ver que la gente se divierte con cosas que yo no sé hacer. Me corroe. Así que, aunque me da una vergüenza horrorosa que se note lo torpe que soy, acabo aprendiendo. De pequeña me daba miedo sólo llegar al Parque de Atracciones y oir ese tumulto de fondo de los niños gritando.

    Pero también qué envidia, joder, “pues yo me subo, más tarde o más temprano me subo a esa máquina infernal”. Y luego a veces me arrepentía (por ejemplo, no me puedo divertir si me mareo, así que odio el puto Barco Pirata y muchas otras cosas), pero otras veces he tenido auténticos subidones de adrenalina. Por ejemplo, contra todo pronóstico disfrutaba como una enana en la Lanzadera, eso que te deja arriba unos segundos y luego cae para abajo que parece que te vas a estrellar…

    Conclusión: envídiame, ódiame, funciona :-D

  3. Yo no soy un gran nadador, así que ya no te digo si hablamos de lanzarse de cabeza. Alguna vez en una piscina alguien me ha dicho que me comporto como si estuviera en un balneario y yo les he contestado que ellos se comportaban como si estuvieran en las olimpiadas ;)

    Yo creo que se puede conseguir aprender todo en cualquier momento de la vida, pero claro, hay que querer y eso con la edad es lo que más cuesta jeje. Mi demostración de esta teoría es aquella familia que en un programa de la tele presentado por el gran Ramonchu aprendieron a jugar al pin pon ¡y sin dejar de care la pelota durante no se cuanto tiempo! en una semana o así… ¡amazing!

  4. 4 Pat.

    Es que va a ser eso… a mí la verdad no me parece muy necesario para mi vida diaria, pero a veces digo… coño! si todo el mundo lo hace seguro que es divertido… en fin… que más o menos me da lo mismo, además, no veo yo muy posible aprender a hacerlo ahora… Por ejemplo, mi madre tiene casi 50 años, no sabe nadar (y vive en la costa!) y es muy requetefeliz, así que supongo que yo también sobreviviré…
    Por cierto, sí que es verdad que en ese gran programa que presentaba el no menos grande Ramonchu (que dicho sea de paso está en mi lista de personas q mataría si me las encontrase por la calle…) se veían cosas realmente amazing! tú lo has dicho!


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s


%d bloggers like this: