Algunas veces

17Xuñ07

Casi siempre doblo la esquina superior de las hojas de los libros donde leo algo que quiero guardar en mi memoria, pero que sé que por si misma no será capaz de hacerlo, así que de vez en cuando, sobre todo cuando me siento un poco vacía, sea por aburrimiento o por otras razones, vuelvo y releo esas páginas marcadas.

Lo que pasa es que algunas veces se me olvida. Se me olvida marcar la página en cuestión, y entonces pueden pasar dos cosas: una es que aún así me acuerde de la frase, porque mi memoria hizo bien su trabajo y la retuvo, no sé por cuanto tiempo; y la otra opción es que no pueda acordarme y trate de buscarla, casi siempre sin éxito, entre todas las páginas del libro, mirando más por la zona que yo creo recordar que estaba citada…

Cuando pasa lo primero, está muy bien, y es muy gratificante ver que tu memoria realmente funciona correctamente, pero he comprobado que en realidad la frase recordada tiene poco que ver con la original, y es una pena, pero también es cierto que así hemos creado mi memoria y mi mente (con su faceta idealizadora de la realidad), una frase quizás mejor y más favorable.

Cuando pasa lo segundo, creo que lo que suele pasar en realidad es que la frase no es tan clarificante, ni tan maravillosa, ni tan buena idea como parecía en su momento, así que en ese momento de rebuscar entre las páginas del libro y sorprenderme a mi misma de no encontrarla, creo que lo que pasa realmente es que sí la encuentro una y otra vez, pero no encuentro la genialidad que encontré en su primera lectura.

En fin, lo que quiero decir con todo esto es que la lectura es maravillosa no sólo por lo que permite viajar, por las emociones que provoca, por el aprendizaje que, en muchas ocasiones, facilita… Es increíble también por cómo transforma algo obvio o insignificante, en algo increíble y genial, en una idea clarificante para nuestras vidas, que nos emociona y nos hace pensar. Y sobre todo es increíble porque esto sólo se produce durante un momento, el momento exacto en el que lo leemos. Luego se pierde para siempre… hasta la próxima.

Advertisements


4 Responses to “Algunas veces”

  1. 1 mario

    ja ja ja… a mí me pasa lo mismo. Antes anotaba pero con el timepo (y viendo lo poco de citas que soy) opté por lo de doblar (además que me gustan los libros estropeados, me parecen más vividos) y mil veces me he encontrado pensando ante una página ¿qué coño fue lo que me llamó la atención?

    Muy bueno el texto

  2. 2 Laura

    Es completamente cierto lo de que la mayoría de los textos solo tienen una lectura verdaderamente significativa, creo que sucede especialmente con la poesía. En la facultad me contaba un profesor muy majete (el cual, además de dar de clases de Literatura en la fac de Filología, se hacía cargo de dar español a los alumnos extranjeros) que en una ocasión en la que le leía a sus alumnos norteamericanos un poema de Lorca que había leído cientos de veces sintió que llegaba a comprenderlo como nunca y le emocionó tanto que le empezó a temblar la voz y tuvo que controlarse para no llorar.
    Sin embargo yo aún tengo la manía de destacar cosas por si acaso, y ahora me he hecho con esas tiras de colores, como de postit, que usa también Sánchez Dragó (%·$·%”!!!), y las voy colocando en los libros. Al principio usaba colores diferentes para significados y usos diferentes, pero mi caos siempre termina venciendo a mi pedantería y al final es totalmente indiferente que sean verdes o amarillos o naranjas o azules… Ah, y los libros quedan hechos un asco igualmente.

  3. muy bueno, sí…
    a mí me pasa montones de veces, sólo que yo ni siquiera me molesto en marcar las páginas

  4. 4 Le D

    es cierto eso que dices, yo soy más de subrayar cosas, como en las novelas de rafael Reig, que están sembradas de frases ambiguas cuyo significado evoluciona siempre hacia el lado interno y oscuro del significado (me gusta ese post de Nocilla dream). Aunque no tenga mucho que ver…no te encanta cuando tu memoria recuerda cosas que nunca le han pasado?. O cuando sueñas con alguien a quien no has visto en tu vida, pero en el sueño es tu mujer, tu marido o tu peor enemigo?. Que jodidos los chispazos cerebrales!! un beso


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s


%d bloggers like this: