Vela (iii)

05Mai08

Les Dormeurs - Calle

Velo otra vez, y me sorprendo de ver el título porque parece, primero, que sólo he Velado tres veces en tres años que llevo escribiendo aquí; y segundo, mentira que sólo haya escrito tres veces (con esta) sobre la Vela, teniendo en cuenta el histórico interminable que tengo en mi haber.

Velo, como siempre (la vela es lo que tiene), pero cómodamente esta vez. Velo esta noche de una forma un poco indolente, porque sé que no me hace falta de verdad dormir, porque sé que esta vez estoy descansada, aunque me enfadaré seguro mañana por la mañana cuando suene el despertador -invariable- a las 7.35 de la mañana.

Velo y pienso en algunas cosas: lo primero, lo segundo y lo tercero que tengo que hacer mañana según llegue a la oficina; la lista de la compra que debería hacer -mañana sin falta- en el súper; el estante que sin ningún género de dudas a estas alturas tengo que comprar para el salón (y también en que tendré que encontrar alguna alma caritativa que me deje un taladro y que me ayude a colocarlo…); pienso en el cuento que tengo en la cabeza desde hace unas tres semanas y que no termina de atreverse a salir; pienso en que igual ya es el momento de sacar las sandalias de la caja en la que llevan metidas todo el invierno, en que los antibióticos le sientan fatal a mi piel, en que el puente de mayo ha sido tan corto que casi no me he enterado, y así sucesivamente hasta pensar en absolutamente todo lo que me ha rodeado durante los últimos días y lo hará -según mis previsiones- durante el día de mañana, sumado supongo y espero a otras muchas comeduras de tarro que adivino bastante transitorias.

Lo que me flipa de todo esto es cómo la mente humana tiene la capacidad para relacionar, elaborar, gestionar, digerir y, en muchas ocasiones, desechar, tantísimos pensamientos casi a la vez sin congestionarse, y es más, haciendo, por ejemplo, algo tan supuestamente plácido y relajante como coger el sueño. Pero lo que es todavía más increíble y, sobre todo, incomprensible, es cómo hay otras ocasiones en las que sólo un pensamiento nos puede ocupar la mente durante horas, días, incluso años, hasta el punto de conseguir gripar todo ese dispositivo que me permite ahora estar en vela y a la vez escribiendo esto, y que se llama mente.

Lástima no disponer de ese fantástico mecanismo de los afortunados delfines.

Advertisements


5 Responses to “Vela (iii)”

  1. 1 mario

    Me ha encantado. Esta madrugada, supongo que la acumulación de descanso me ha “pasado factura” y me he tirado de la cama a las seis menos cuarto y lo que cunden las deshoras del día (que si terminar de deshacer la maleta, que si planchar, que si organizar papeles, que si un desayuno tranquilito…). En fin, que sale uno de casa con media hora más de tiempo y con la satisfacción del deber cumplido.

    P.S. Me ha gustado mucho la reflexión sobre la capacidad/incapacidad de la mente para gestionar sus pensamientos. La suscribo punto por punto.

  2. Normalmente cuando no puedo dormir mis pensamientos, sobre todo los más angustiosos forman una especie de bucle en un punto indeterminado entre la consciencia y el sueño. Y tengo la sensación de estar pensando más y más deprisa que el resto del tiempo. Y los pensamientos se vuelven tan físicos y tan sólidos que les puedo ver a mi alrededor, acechándome… y así no hay quien duerma, claro.

  3. 3 prisamata

    La lucidez surrealista del pensamiento justo en el momento antes de conciliar el sueño es maravillosa, un faro al que seguir.

    Por cierto, cabría pensar que los delfines, si son animales con la conciencia muy desarrollada como se les presupone, son como son por necesidad. Si no tienen conciencia de que deben respirar, mueren. Interesante.

  4. 4 gloinred

    bonita foto, bonito texto, y más bonitos delfines! los odio… pero ya sabes que soy uno de ellos.

  5. 5 Pat

    Creo que la mente es una de las pocas cosas que es tan igualmente útil como inútil (ambos en proporciones inmensas). Por si eso fuera poco dilema, también es a la vez tan bella como espantosa…
    Gracias por venir y contarme, como siempre :)


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s


%d bloggers like this: