Concrete Jungle

25Xuñ08

Guerreiro - La Castellana

Hoy cumplo dos años con (y en) la Ciudad.

La gente decía que me cansaría rápido, que la odiaría, que no soportaría estar lejos del mar, que la oscuridad se metería dentro de mi casa y también dentro de mi estómago más pronto de lo que creía. Pero contra todo pronóstico la Ciudad sigue acogiéndome tan bien como lo hizo el día que llegué a Sol con mi maleta roja. Alucino igual que cuando llegué con el hecho de que, aquí, el descubrimiento no acaba nunca. Sigo uniendo zonas, recorriendo nuevas calles, encontrando personas diferentes que, junto con las que estaban nada más llegar -cosas del destino-, no dejan de colaborar en esta acogida que se alarga tanto en el tiempo y que (yo firmo…) ojalá no termine nunca.

La vida por aquí se expande cada día que pasa; yo la hago más mía y la Ciudad me hace más suya. A ver cómo lo solucionamos ahora…, aunque quizás tampoco haya nada que solucionar, porque para mí, esta ciudad es de todo menos de cemento.

Advertisements


9 Responses to “Concrete Jungle”

  1. 1 mario

    A veces la tendencia es a pensar en lo contrario: que si las prisas, que si el ruido, que si el estrés… Viene bien que venga gente a recordarnos que puede ser una ciudad vivible y enamorable. Que sea por mucho tiempo.

  2. Yo una vez tuve un sueño en la que vivía en un bosque de hormigon con arboles de cemento y piedra, las flores y los arbustos eran metálicos, los animales de pvc y plastico, fue horrible, pero me sentía bien…

  3. nuevos ministerios… nuevos misterios

  4. 4 Pi

    Has dicho sobre ella lo mismo que yo he pensado desde siempre. Yo recuerdo todavía le olor de Madrid en verano, cuando volvía de mis vacaciones en colombia y tenía que volver a Pamplona, donde no me tocaba estar. DEspués me fui a vivir en ella, en Madrid, y como tú, recorrí sus calles que nunca dejaban de sorprenderme, y sus olores, y sus historias, y sus tiendas curiosas, y las historias de los taxistas y las fiestas de sus barrios que en aquellos tiempos todavía eran periféricos. En Madrid descubrí mi agresividad, pero también que pertenezco a ella. Yo, que no tengo una tierra donde arraigarme por sangre, me siento de Madrid porque me acogío, porque me emociona salir del túnel de guadarrama y ver el skyline, y su locura, y sus atradeceres, y sus vencejos, toda ella. En fin, casi que corto y pego en un post…
    Qué cerquita estamos, no, Patrice?

  5. 5 Pat

    Madrid es así, o la amas o la odias. Y lo curioso es que yo la amo mucho, pero a la vez la odio por amarla tanto o algo así… Tú lo explicas mejor que nadie: “descubrí mi agresividad, pero también que pertenezco a ella”.
    No hay más que decir!

  6. 6 Fer

    Pues enhorabuena de que te sientas tan a gustito en la Ciudad. A mí es que Madrid me mata un poquito. Por eso escogí Barcelona. Ah, y porque soy de secano y algo de mar tocaba ya en mi vida. A pesar de la humedad fjeqejrmmcqrjkd que nos toca vivir ahora.

    Besos

  7. ay nena, que ya son dos años de amor!!!!!!!!!!!

    un besote grande y enhorabuena!!!!!!

    :)

    A

  8. 8 desorde

    Feliz cumple!!

  9. 9 Xoán Guerreiro

    Si a ti te gusta y amas “la ciudad”, imagínate a mi que tanto la viví, la vivo y además la inerpreto y pinto.


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s


%d bloggers like this: