La duda

26Set10

Se pregunta si las palabras no serán un elemento esencial de la sexualidad si hablar no es en definitiva una forma más sutil de acariciar, y si las imágenes que bailan en nuestra cabeza no son igual de importantes que los cuerpos que abrazamos.

Invisible, Paul Auster 2009

Advertisements


11 Responses to “La duda”

  1. 1 mario

    muy de acuerdo con el señor auster. Se puede hacer el amor ce muchas maneras

  2. 2 Duarte

    “Se pregunta si las palabras no serán un elemento esencial de la sexualidad…”.
    Principalmente en el cibersexo…
    Las palabras son, quizás, a la sexualidad lo que la vistosidad de las plumas a los urogallos en época de celo. Lo demás viene a ser jadeo y gruñido, dicho sea con el debido respeto.
    Auster cada vez me cuesta más.

    • 3 pat

      Duarte, te conozco poco pero no me creo tus palabras ;)
      Por cierto no puedo dejar de deciros que me encanta que os paséis por aquí de vez en cuando. Graciassss, besos

  3. 4 pat

    …aunque ahora ¿¡tenga publicidad de google!?

  4. A mí, al revés que a Duarte, Auster me entra cada vez más.

  5. Yo no pongo en duda su calidad literaria, aunque lo que he leído (poco y siempre traducido al castellano) tampoco me ha llamado la atención. Quizás sea su omnipresencia lo que me resulta cargante. Es un autor muy reconocido en todo el mundo, y no va a estar equivocada tanta gente (ni tantos críticos literarios). Quizás lo haya leído poco. Cuando tenga tiempo volveré a él.

  6. 7 pat

    Duarte no me creo tus palabras sobre lo de la sexualidad. Que AUster te cargue, …. lo entiendo (a mi pesar) :)

    • A ver… Las palabras pueden ser parte de muchas cosas. También de la sexualidad, por supuesto: la palabra puede ser ella misma sexualidad, como bien sabemos:

      “Lucía Martínez.
      Umbría de seda roja.

      Tus muslos, como la tarde,
      van de la luz a la sombra.
      Los azabaches recónditos
      oscurecen tus magnolias.

      Aquí estoy, Lucía Martínez.
      Vengo a consumir tu boca
      y a arrastrarte del cabello
      en madrugada de conchas.

      Porque quiero y porque puedo.
      Umbría de seda roja”.

      Pero ser “elemento esencial” no me lo parece. Una persona muda, por ejemplo.
      Que conste que lo digo porque yo también me he hecho esa misma pregunta más de una vez. Y he decido quitar lo de “esencial” por ser exagerado.
      :)

  7. 9 pat

    Ya sabía yo que no podía ser usted tan radical…
    Y tiene razón, quizás lo de “esencial” sea pasarse… Gracias por el poema :)

  8. 10 Duarte

    Y yo sabía que acabaríamos entendiéndonos…
    El poema de Lorca es estupendo, ¿verdad?


  1. 1 annuaircredit

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s


%d bloggers like this: